NUESTRA RED

Cablemel cuenta con una red propia de banda ancha que utiliza la fibra óptica como medio de transmisión. Esta infraestructura soporta los servicios de la nueva sociedad de la información.

Un operador no puede prestar un servicio propio de forma eficiente sobre la red de otro, como Telefónica ofrece a la totalidad de operadores en nuestra ciudad. Un operador necesita una infraestructura propia para actuar de manera independiente, determinando sus tarifas sin tener en cuenta la servidumbre y limitaciones establecidas por el propietario de la red, personalizando sus ofertas según las demandas de sus clientes y responsabilizándose en suma de toda la gestión de su red. Cablemel puede tomar así sus propias decisiones en cuanto a servicios, tarifas, capacidad, reparaciones, mantenimiento o cualquier otro aspecto siempre de un modo cercano y personalizado.

La idea de la necesidad de nuevas redes está muy difundida internacionalmente. En el informe de la OCDE titulado "Desarrollo del acceso en banda ancha en los países de la OCDE" del 29 de octubre de 2001, se propone como primera medida para tal desarrollo, el fomento de la competencia en infraestructuras con el fin de aumentar la penetración de la banda ancha. Esto significa que fiar el desarrollo de la banda ancha a la reutilización de una red existente no es una política acertada para el interés general. Los verdaderos avances en los servicios de banda ancha deben provenir de la utilización de redes con suficiente capacidad para la demanda de la sociedad de la información.